Mensaje del Artista

 

Es probable que vivir bien, sea vivir haciendo aquello que nos “gusta”; pero vivir a plenitud, significa vivir haciendo lo que te apasiona. Y es que, después de pasar el umbral de los 40; las cosas ni la vida las veo igual. La numerología de esta etapa de la vida evoca preparación, cambios, retos, la búsqueda de nuevas promesas y nuevos horizontes. Nos hacemos más sensibles, observamos y apreciamos detalles en nuestro entorno, que quizás no distinguíamos cuando éramos más jóvenes. Y si tenemos la bendición de ser padres, desarrollamos el instinto de ver más allá de lo que nuestros propios ojos pueden ver.

 

Nuestros dones, nuestros talentos y nuestros sentidos; evolucionan conforme madura nuestro pensamiento y cuando estos provienen de la Gracia Divina; se perfeccionan pese al tiempo que lleves sin ponerlos en práctica, aun cuando las guardes en el baúl del mañana, del para luego o el después. Aquello cuanto Dios nos da, a nadie lo debemos y nada ni nadie nos lo puede arrebatar…

 

“Mi lenguaje es el Arte y el lienzo, mi medio de expresión…”

 

En cada obra confronto el reto de hacer tangibles mis pensamientos. La inspiración, de imprevisto me interpela, en ocasiones, llevándome al desvelo con imágenes que secuestran mis sentidos, enajenándome hasta el borde del delirio. Imágenes que no me liberan del trance hasta lograr rescatarlas de su inexistencia: Imágenes que perpetúan un instante en nuestra historia; imágenes que susurran y que gritan; que ríen y que lloran; que incitan, que provocan y que apacientan; que gravitan de lo intenso a lo sublime, de lo sagrado a lo místico; que cantan transformando lo sonoro en visible.

 

Líneas, tonalidades, formas, colores, matices, luces, sombras; cada uno empleando en su esencia un rol único hasta lograr la imagen con la expresión deseada. Sin embargo, esa "expresión deseada" no define la conclusión de mi obra sino, el impacto que ésta provoque al cautivar tu atención como espectador, pues a fin de cuentas, eres a quien corresponde aplicar la pincelada final con tu impresión. Aun El Consumador de la eternidad, no vio completada su Magna Obra de la Creación hasta compartirla para deleite y disfrute de la humanidad. “No existe mayor galardón para un Artista que compartir su talento. Su obra, sin quien la contemple, sería obra muerta o mejor dicho, metal que resuena o címbalo que retiñe”

 

Tengo el privilegio de presentarte el producto de mis profundas inspiraciones, el fruto de mis pasiones, mis desvelos, mis anhelos y mis sueños.

 

Me honro en compartir contigo el trazo final de mis pinceladas.

 

¡Disfrútalas!

 

Ángel L. Cora de Jesús

Artista

© 2020 por Angel L. Cora