Dávida

2011 - Oleo sobre lienzo 30"x40"

Unas manos ofrecen un puñado de granos de café.

 

Unas manos curtidas ofrecen unos granos de café maduro.

 

Unas manos con todas sus claridades y sus sombras, con todas sus arrugas y crispaciones, unas manos hiperrealistas como las que sabe pintar Ángel Cora, ofrecen un puñado de granos de café maduro en toda la variedad de matices de color que Dios les ha dado y que podría confundirlas con piedras preciosas sino fuera por que la pintura trasluce su blandura texturizada. Ofrecen,… dan… regalan… entonces valoran. Unas manos ordinarias ofrecen un don de la tierra. Unas manos maestras con pinceles acrílicos nos muestran el privilegio de la vista.

© 2020 por Angel L. Cora