El Camino

2012 - Acrilico sobre lienzo 18"x36"

Los caminos no se hacen solos.  Se labran, se trabajan, se luchan.  Esos caminos han significado marcas, heridas, huellas indelebles en el cuerpo y el espíritu.  A esa cruz se llegó como consecuencia de un camino que se tomó y por el cual optó este galileo.  ¿A quién parece dirigir la mirada el Crucificado?  ¿Qué comunica esa mirada más allá de la agonía y la vulnerabilidad?  Luego de llegar al escenario visto por muchos como el último aldabonazo, se sigue abriendo y sigue habiendo camino.  Ni la fuerza más adversa puede cancelar los caminos nuevos de esperanza y  nueva humanidad.

 

Nuestro artista concibe ese camino como una mezcla de luces y sombras, trazos rectos y curvos.  La existencia humana se tramita en esa misma ecuación de claros oscuros, certezas y preguntas, esa cartografía de lo conocido y lo no predecible.  Como valor permanente, queda que la entrega y solidaridad posibilitan horizontes por descubrir.  Al camino del cuadro no le conocemos su conclusión.  Si abrazamos ese camino como brújula y proyecto podemos decir con Galeano:   ¨¿Entonces, para qué sirve la utopía?  Para eso, sirve para caminar¨. 

 

Rvdo. Gamaliel Ortiz Guardiola

© 2020 por Angel L. Cora