Paraíso Perdido

2016 - Acrílico sobre panel canvas 24"x18"

Angel Cora es un cazador de instantes visuales, sociales, históricos y virtuales. Esos instantes son consecuencia de pensamientos, sentimientos y recuerdos de viajes conscientes e inconscientes de la memoria que el artista intenta detener en ese contorno llamado cuadro u obra. Ese instante surgió en su imaginación y pudo haber sido olvidado o mejorado en el recuerdo, pero cobró importancia en la medida que las circunstancias existenciales del artista incidieron sobre el valor de su fondo esencial.

 

Alguien me comentó una vez, que los artistas haitianos – desde el más “naive” hasta los más conscientes de su arte – pintaban en sus obras, selvas y bosques de vegetación exuberante; tema recurrente y extraño en un país deforestado en flora y fauna. Precisamente la carencia de árboles y plantas provocaba la obsesión de dejar en sus cuadros aquella realidad inmemorial o deseada. Tal vez, Angel Cora, cazador de instantes, nos ha dejado aquí, el sosegado sobresalto de un recuerdo.

 

                                             Otho Rosa Vélez, 2018

© 2020 por Angel L. Cora